Ivaginaria / Coger con el peligro - 26 de Agosto de 2015 - Mural - Puebla - Noticias - VLEX 581259842

Ivaginaria / Coger con el peligro

Autor:Elia Martínez-Rodarte
 
EXTRACTO GRATUITO

Puedo entender a la morra desquiciada que se lía con el malillo de la cuadra. En la vida de las mujeres, en la mayoría, existe un gandalla culero que les arruinó la vida y las abandonó cómo garra. Es todavía una ley del yugo machista, pero ya con los cartones bien nivelados, porque también vemos a hordas de lagartonas infames que no dejan cultivo a su paso. Hoy hablaremos de aquellas más locas aún, que se enamoran de asesinos seriales y demás matarifes despiadados. Que se casan con ellos y les paren criaturas. ¿Qué lleva a una mujer a encularse con una entidad que ha matado, desollado y hasta merendado a un prójim@?

La hibristofilia es la atracción o excitación sexual provocada por personas criminales y peligrosas. Esto puede parecer un fenómeno descabellado y ajeno, pero es muy cercano a nuestra cultura de violencia en México: existen muchos hombres y mujeres peligros@s a nuestro alrededor que causan una fascinación en gente impresionable.

La moda de tener fans por parte de los asesinos en serie o criminales peligrosos, debe ser milenaria, pero las primeras locas -registradas- que quisieron casarse con un asesino / feminicida fueron las novias del francés Henri Landru "Barba Azul", a quienes no les importaba que asesinara mujeres para despojarlas de sus riquezas. Esto a principios del siglo pasado.

La autora Sheila Isenberg, quien escribió "Mujeres que aman a hombres que matan", escribió un libro revelador sobre las señoras que por su hibristofilia, incurren en conductas como la de buscar la fama a través de un criminal célebre, o bien, el asesino es verdaderamente su gurú y creen en él.

En el primer caso está la última novia de Charles Manson, una morra de 26 años, quien se ha hecho famosa a raíz de liarse con el homicida icónico de la era hippie. Manson ya no quiso casarse con ella porque descubrió que tras su muerte, su novia planeaba exhibir su cuerpo disecado. Juntóse con encontrose.

En el segundo caso, de una tonta que cree que su novio asesino es chido, está la novia de un bato que, por sus ideas racistas y xenofóbicas, mató a tiros a 77 personas en Noruega en 2011. Esta mujer fue novia del homicida, luego él la botó, y después ella lo buscó cuando estaba siendo enjuiciado, porque estaba segura que él era inocente. Son morros ahora, pero ella debe de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA